EL ARCHIVO DEL UNGA
Yo soy Diógenes el Can. reconozco a los que dan, ladro a los que no dan, y a los malos los muerdo.
¡Muchos te alaban, eh! ¡Pues yo que mal he hecho!

jueves, 19 de abril de 2012

EL ANGEL DE LA GUARDA, LA SINDÉRESIS Y LA ANÁMNESIS- LA HISTORIA DE IRENA SLENDER


LA HISTORIA DE IRENA SLENDER


Mi amigo Isaac García Campos me envió una bella historia que a continuación les narro:

Una señora de 98 años llamada Irena murió en el 2008. Durante la Segunda Guerra Mundial, Irena consiguió un permiso para trabajar en el Ghetto de Varsovia.

Pero sus planes iban más allá…


Sabía cuáles eran los planes de los nazis para los judíos (siendo POLACA).

Irena pasaba niños escondidos en el fondo de su caja de herramientas y llevaba un saco de arpillera en la parte de atrás de su camioneta (para niños de mayor tamaño). También llevaba en la parte de atrás un perro al que entrenó para ladrar a los soldados nazis cuando salía y entraba del Ghetto. Por supuesto, los soldados no querían tener nada que ver con el perro y los ladridos ocultaban los ruidos de los niños.

Mientras estuvo haciendo esto consiguió sacar y salvar a 2,500 niños.

Los nazis la atraparon y le rompieron ambas piernas y los brazos…

Irene mantenía un registro de los nombre de todos los niños que sacó y lo guardaba en un tarro de cristal enterrado bajo un árbol en su jardín, EN LO DE SU VECINA.

Después de la guerra, intentó localizar a los padres que pudieran haber sobrevivido y reunir a la familia. La mayoría habían sido llevados a la cámara de gas. Aquellos niños a los que ayudó encontraron casas, acogida o fueron adoptados.

El año pasado Irena fue propuesta para recibir el Premio Nobel de la Paz.

Pero no fue seleccionada.

Ese premio se lo llevó Al Gore, por unas diapositivas sobre el Calentamiento Global… y en 2009 Obama sólo por buenas intenciones

.¡ESTA SEÑORA ES MI NOBEL!

Gran mensaje. ¡No permitamos que se olvide nunda!

63 años después

In Memorian


 











EL ANGEL DE LA GUARDA, LA SINDÉRESIS Y LA ANÁMNESIS
-

Mi hermano Isaac: si observas como creo que ya lo hiciste el rostro de Irena, ¿sabes de quien es este bello rostro? Es el rostro de un Ángel Guardián del Planeta. Te presento este texto que no es para creerlo, sino para saberlo:

«Angel de la Guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche, ni de día»

Todas las generaciones tienen un mensaje divino que aportar a la ciudad de los hombres, y cada joven es, en este sentido, un ángel, aunque sea rebelde o caído.

Lo cierto es que este mensaje rara vez deja de ser un enigma y música, por lo cual casi nunca fecunda la realidad de la tierra.


Así que “Permanezca entre vosotros la fraternidad: no os olvidéis de la hospitalidad de recibir a los desconocidGos- pues de ese modo algunos han recibido a los ángeles sin saberlo, (Hebreos, 13:2)”

El día 21 de diciembre, solsticio de invierno, acumulación de la Luz por la cercanía de la tierra con el sol, fecha en que se tiñe de rojo y blanco el planeta.
Archivo FamiliaFlores Aguirre
FRANCISCO FLORES AGUIRRE

Mi amigo Saramago y el Filósofo de la Calle consideran que el único valor revolucionario es la bondad, que es lo único que cuenta. Y la bondad deviene de la capacidad innata operativa de hacer el bien, que es el trabajo permanente y constante de hacer crecer la unidad de vida y de permitir la libertad espiritual interior; y que la única manera de que triunfe el mal es porque los buenos no hacen nada, así como aquella frase del siglo XVI: llegaron los Sarracenos y nos molieron a palos Dios no quiere a los buenos cuando son menos que los malos.

Doña Irene Slender, es una presencia física de la sindéresis, de la anamnesis que los antiguos filósofos y hoy los científicos modernos dan testimonio de que existe en el ser humano, en lo más íntimo de su ser, como en las células más elementales del cuerpo humano, un principio de vida que solo tiende a lo bueno. Antes se le llamaba sindéresis y anamnesis.

Relaciono esta información con una historia que Norma Sáenz cuenta en el Facebook: Un antiguo indio Cherokee dijo a su nieto, “hijo mío dentro de cada uno de nosotros hay una batalla entre dos lobos. Uno es malvado. Es la ira, la envidia, el resentimiento, las mentiras y el ego. El otro es benévolo. Es la dicha, la paz, el amor, la esperanza, la humildad, la bondad, la empatía y la verdad”.

El niño pensó un poco y preguntó, ¿abuelo que lobo gana? El anciano respondió: “El que alimentas”.

Estas ideas están en el tetramorfos y el cuarto elemento que es la luz de la inteligencia llamada sindéresis, se simboliza con un águila.

Total una vida sin reflexión no vale la pena vivirse.




No hay comentarios:

Publicar un comentario